A tiros

¿A cuántos creí hermanos y hoy solo son desconocidos?
Yo no los perdí, no… se perdieron en sus vicios,
¿A cuántos quise entregarles lo prometido?
Pero con el tiempo no me arrepiento, visto lo visto…
Pensando en mi presente y no lo entiendo,
Si no sé a donde voy ni tampoco de donde vengo,
No me vendo una falsa estabilidad,
Sé que no estoy cuerdo, ni mucho menos.
Vuelven a chocar dos trenes en mi habitación,
Uno se llama ansiedad, otro desesperación,
Contradicción si mi conciencia se eleva,
Mi parte animal saca los dientes, se lanza y mata a la razón,
Estoy en negociación con mis ataques de pánico,
Me quedo estático, helado, no cálido, el calor se ha ido.
Me exijo autolevantarme el ánimo,
Para superar contradicciones y seguir el camino.
Estoy por pegarme un tiro, reventarme la cabeza,
No es coña, tengo la pipa encima de la mesa,
Nací loco perdido, es mi naturaleza.
De momento me peleo con lo que soy, no caigo en un oasis,
Y sé que voy a morir joven, a tiros, no por sobredosis

Deja un comentario