Bajamos del norte

¿Cuánto tengo que esperar para las luces?
Bajamos en un BMV cubiertos de nieve del norte,
En los ojos una 9 milímetros ruge,
Soy de Al-Lah, solo busco la posición del sol en el cielo para la salat,
Respeto a la virgen de Guadalupe, lucho por nuestro pan, madre, no te preocupes.
Habibi, sácame de la almohada, que es una mirilla desde la que el mundo se hunde.
Descalzo a Salomón en la mezquita, dejo el Kalashnikov en la silla,
Después de dar la mano me toco el corazón,
me conocen como si mi vida estuviese escrita.
Me dicen que han estado hablando mal de mí, e incluso que han temido por mi vida.
Tengo el corazón hecho trizas, en la mochila nieve de Suiza,
Un tiroteo en Niza y un cerdo muerto de una paliza.
Busqué riqueza, como la que tuvo el hijo bastardo de Lucrecia,
Jodió y se le bajó del carro a hostias, para que sepa lo que es vivir de la beneficencia,
Lo siento, pero no vivimos de sugerencias, tampoco nos dejamos llevar por apariencias,
Veo a los ertzaintzas vigilándonos desde el Ceta,
Se llevan mi sonrisa y la mejor peineta.
Cabezas cubiertas por pasamontañas, vamos en caballos de guerra,
Los camaradas nos miran con respeto, igual que Francia a Ilich Ramírez, aunque esté en una celda.

Deja un comentario