Borracho

Vaya, hoy escribo borracho,
Cierro los ojos y me imagino atropellando con un tráiler a Alicia Sánchez Camacho,
Luego la tiraría al contenedor de plástico,
No, no soy drástico, solo mi corazón ensancho.
Cenaría en el restaurante de Intereconomía,
Con ropa del mercado pero elegante, tramando como un espía en la guerra fría,
Lo que vendría tras el postre no lo puedo revelar…
Que ya tengo una causa abierta en la audiencia nacional.
El hielo golpea el vaso, tengo más ansiedad que Marichalar sin camello,
Asaltaron el chalé de José Luis Moreno y dije entre risas: vivir es bello,
En un bar discutí con un antidisturbios, el me escuchó,
Llegó a su casa y mirándose al espejo se gritó: ¡cerdo cabrón!
Pensar en la URRS me sube arriba,
Como ver a Carlos Rovira apuñalado por independentistas,
Soy un pacifista pensando: ¡viva la dinamita!
Maldita sea, mi conciencia me grita.
Vete a miles de kilómetros o mátalos,
Tengo a Stalin sosteniéndome los párpados.
El alcalde me dijo que era un bándalo,
Igual fui yo quien escribió Un PPero bueno es un PPero muerto.
Hoy me he despertado cansado pero contento.
¿Por qué?
No sé… ayer atacaron la subdelegación del gobierno,
Mi abuela facha leyó mis textos,
Perdió la fe tras cientos de padres nuestros.
Demuestro que estoy por la paz en el mundo,
Lo grito retorciéndole el brazo a ese fiscal, subnormal profundo,
Que me dice: ser comunista es donarlo todo,
¿sí? Pues toma mis libros y espabila, bobo.
Esos críos salen del bar diciendo que abría que colgarlos en una plaza pública,
Sonrío, encantado pondría mi rúbrica.
La policía abusa de los negros en Barcelona,
Se merecen 50 bombas nucleares, como los que perros abandonan.
Mi mente es como dejar en un cuarto de 3 por 3,
A Txapote, De Juana y un concejal del PP…

Deja un comentario