Letra – Pablo Hasel Cuando la guerra acabe

Por no ser sordo ante los gritos de socorro,
La policía me da el alto, pero no soy cobarde si corro.
Asumo que la incomprensión siempre apuñalará,
Que por no vender humo no habrá ninguna facilidad.
La voz de mamá tiembla hablando de mi futuro,
Y es tan duro… pero menos que niños en los huesos,
Pienso en su derrota y eso ya es una victoria,
Si hicieron todo lo posible para que fuera escoria.
Creí que los momentos más intensos no llegarían con emociones sobrias, me equivoqué,
Fui bueno contigo y me odias, ya no me pregunto por qué,
Hay gente idiota y mala que se enfada si sigo en pie.

Dicen que sientes placer antes de morir ahogado,
Así disfruto el sangrante orgasmo de seguir a mi lado,
Como hacer autostop en medio de un terremoto,
Hablé con amigos invisibles, pero no era yo el loco.

Pensé que el desierto empezaba a terminarse y caminé despacio,
Pero solo era un espejismo burlándose de mi cansancio.
Demasiado exhausto para malgastar palabras,
Demasiado solitario como para llorar si me fallas.

En el funeral de otro sueño gastando bromas,
Cantando canciones que no componen tus manos traidoras,
La búsqueda es la amante más fiel del infierno,
Lloro por tus ojos, pero nunca nos vemos.

Que poco tiempo tenemos para ordenar el caos,
Ojala hubiéramos visto las señales sin estar colocaos,
Perdimos la noción del tiempo para sentirnos eternos,
Ahora el reloj impide que simulemos que tiene frenos.

Sentir menos nunca fue una opción viable,
Recuerda que solo quise amar cuando la guerra acabe,
Solo quise paz, pero una verdadera,
Que ser bueno solo es luchar sin tregua, hasta que el mal muera.

Deja un comentario