Magnum Norica Suali

De mis ojos caen tantas gotas que podría hacer un tsunami,
mi corazoncito es puro, como producto de Cali,
hermanito… yo te juro que todo no es por la fary,
y que si se me va de las manos yo mismo me hago el matajari.
Que yo era dulce y me mezclaron con wasabi,
pinché las 4 ruedas antes de empezar el rally,
en el pasado primo, estaba más perdido que Wally,
pero mi futuro tiene forma de Magnum Norica Suali.
No me digas cari ni cariño,
solo quiero que seas mi mami si me comporto como un niño,
que tengo el cora partido como mis piños,
soy como un diabético enganchado al barquillo.
Aléjate de mis conductas insanas,
que cerraron con llave y tapiaron mi única ventana,
por eso no quiero que creas a mi mirada,
porque todos saben que soy una bestia mala.
Tuve que partir antes de verme partido,
y prefiero consumir antes de ser consumido,
no pueden predecir el por venir de mi destino,
porque ya me hice amigo de las piedras del camino.
Sentado en el sofá, picando las penas con la tarjeta del yeyo,
tú trae la guillotina, que yo te presto mi cuello,
si me ciega la luz por no ver ningún destello,
no me cierres tus ojos… que está mi futuro en ellos.
Por mi familia acabo en comisaría,
que si hace falta me meto en todos los líos,
pero es normal que todo el mundo se ría,
si para destacar ellos solo contarían una historia.
Chavales de 20 y pico, que sueñan con ser verdaderos obreros,
y yo como mi abuelo, por eso le echo dos huevos,
que me gustaría ser su orgullo, como lo fué él de mi Bisabuelo,
y que nadie se arrepienta cuando me llamen guerrero.
Padre, yo te juro que lo hago como puedo,
tú mejor que nadie sabes como lo llevo,
que si me pinto un tiro es para matar a esa tórtola,
para que no piense que mi cora se gana en una tómbola.

Deja un comentario