Mediterráneo

El reflejo de la luna en sus córneas,
Sacadme de aquí, me quieren matar mis ideas,
No me la juego por cuatro que no piensan, la verdad está en la historia y te incita a que leas,
¿Cómo quieren que me calle viendo lo que veo?
¿Cómo frenarme leyendo lo que leo?
¿Cómo no morir creyendo en lo que creo?
Nos manejan por la tele, consumismo y ajetreo,
Adora al rico, menosprecia al pobre, insulta al feo.
El niño ya no es libre, preso de la tecnología,
¿Dónde jugar? Donde antes había parques ahora hay autovías.
Por eso recuerda ser libre, pensar, mantente despierto,
Que no te envenenen por el aire, como hacen con el resto.
Despertarse muerto, con signos de ello,
Temblar como si lo que sueño fuera cierto,
Estoy cruzando el mediterráneo, lo siento, no soy como el resto.
Casi treinta y llevo doble carné, ahora me refugio en este texto.
No me hace daño físico verte, pero me estás destrozando por dentro,
Y yo que creía que ya lo habías superao y aquí me tienes escribiendo como un tonto,
Que alguien me dé impulso, a ver si remonto,
Explosivos en la mochila, también tengo el control remoto,
Poseidón, empújame hacia otro puerto,
Que estoy cansado de este cementerio acuático, tengo el salitre en los huesos.

Deja un comentario