Mi alma

Mi alma tiene dueño, se llama Satán,
La llama se desata, vivo en el infierno,
Ahora apenas duermo, vivo en libertad,
No puedo descansar… joder, no lo entiendo,
Demasiado tiempo preso, luchando con la ansiedad,
Cinchas que me amarraban a la camilla, coño, no estoy enfermo,
Noches sin dormir, lágrimas que no dejé escapar,
Peleas en el economato, le doy patadas cagándome en sus muertos.
He pagado mucho, ya no me queda nada,
Apretaba los puños y me enfrentaba, no soy tonto por ser ciego,
Me metieron en aislamiento, entre cuatro guardias me iban a matar,
Yo no dije nada, por poco no lo cuento,
Pasaba el tiempo en el agujero, me quería rajar,
Y escuché llorar a mi compi en el recuento…
Malditos recuerdos, me entra ansiedad, no quiero pensar,
Me trataron peor que a un perro.
Paso de primer a tercer grado,
Pero me siento raro, sin nadie, sin nada,
Me levantan a las 7, esposas y al interrogatorio,
Desafío con las palabras, dos guardias por poco montan mi tanatorio,
No me van a tumbar, lo juro por mi abuelo,
Que me dejó muy temprano, me envía fuerzas desde el cielo,
Salí con un permiso y no vuelvo a ir, que me busquen aquí abajo,
Llamadas amenazantes de la policía, no me achantan, que hagan su trabajo.
No voy a entrar porque no he hecho nada malo, porque en sus pasillos…
Esposado de pies y manos mi cara pierde el brillo, siento la soledad.
He visto a GRAPOS en el esqueleto, antes grandes como castillos,
los guardias me robaron una chaqueta, regalo del PCER, me robaron la libertad.
Luego…
Aún me duele y me falta el aire,
Lágrimas de sangre, se me encoge el corazón, por poco pierdo a mi madre,
Era un niño, no temía a nada y no tenía a nadie,
En casa no había dinero y vivía haciendo negocios en la calle.
Desde la mierda, desde cero, desde abajo,
Él me enseñaba a evolucionar con respeto, con esfuerzo, con trabajo,
Entré en tu casa sin saber que decir… te abracé y te dije que te amo,
Porque siempre has estado ahí, en lo bueno, en lo no tan bueno y en lo malo,
Presente, él sigue presente,
Se coló en un sueño y me dijo que no a logrado separarlo de ti ni la muerte,
Dice que sigas igual de fuerte, que te siente,
Que se siente orgulloso, porque nunca ha visto a una mujer tan valiente…
Que te ve bien, que se alegra, que nos sigue cuidando de cerca,
Que pase el tiempo que pase tú seguirás siendo su morena…
Y yo caminaba perdido por mi casa, tú poniéndome un plato en la mesa, exquisito,
Me mirabas con tanto cariño… transmitiéndome toda la fuerza de un ejército,
Te pido perdón, te debo lealtad sin condición,
Eres tan grande, joder… gracias por ser mi madre,
Gracias por el coraje, por ser mi agua cuando todo arde.

Deja un comentario