Niña

Niña, te juro que intenté colgar los guantes,
pero hay mucha gente que me quiere ver sin dientes,
intenté llevar una vida diferente,
pero me persigue mi pasado como una brigada ambulante.
Encontrarás a alguien mejor seguramente,
te comprará joyas, te hará sentir importante,
¿para qué quieres perder el tiempo con un maleante?
esa persona que cruza la calle será mucho más interesante.
Sabes que me encanta que me cantes,
con las palmas flamencas se me congela todo por un instante,
sé que conmigo no podrás seguir para alante,
pero tú eres mi amor. La mala vida es mi amante.
Alejarme de esta mierda sería lo mejor para mí,
pero no puedo cambiarlo… soy así,
mil veces te prometí que cambiaría por tí,
y lo siento cariño si mil veces te mentí.
No, no me digas que ya no soy el que era,
lo que pasa es que ya no soy como tú quisieras que fuera,
¿y qué esperas? ¿cambiar a este folloneras?
el olmo no da peras, esperaba que lo entendieras.
Bueno… báilame una rumba, vamos a pasarlo bien,
olvida mis movidas que te taladran la sien,
no voy a dejar que te putéen,
no temas por eso y a esos cabrones que les den.
Pero dame fuerzas para salir de todo esto,
nena… no me dejes acabar como el resto,
la mala vida me puso en primer puesto,
y lo pagaré con la vida o el arresto.
¿Sabes? no quiero verte llorando junto a mi lápida,
ni en una puta celda en esas mierdas de visitas rápidas.
Voy a intentar centrarme de nuevo, ya verás…
me preocupa volver a mentirte y que me dejes atrás.
Me preocupa quedarme sin tus andares, tu sonrisa, tu mirá,
sería como un poli sin su placa, como un mechero sin gas,
como un drogadicto sin su piedrecita de jas.
Y joder, si termino finalmente tras esa alambrada,
díme que cojones haré sin tu ayuda.
sin tu mirada, sin tu figura desnuda,
sin ti no soy nadie… sácame de dudas.

Deja un comentario