No me da la gana

Cari esto es lo que hay, no me catalogues,
yo tengo mi doble dosis de paciencia, no me interrogues,
la vida es una puta, ojalá que no te ahogues,
prefiero que estés con otro antes de que te drogues.
¿Te acuerdas? siempre estaba mal, todos los días,
yo nunca seré normal, pero sí te quería,
al final terminó como dije, ya lo sabía,
como supe cuando te vi que ibas a ser mía.
Yo nunca quise hacerte daño ni juego a ser dios,
pero me tocaste los huevos y perdí los nervios.
Ahora ya sabes como soy, que estoy roto por dentro,
pero si necesitas algo llámame al momento.
Yo siempre voy a estar en la calle, no tengo amigos,
Quise cambiar mi vida entera para morir contigo,
tenía el anillo para pedirte la mano, ¿recuerdas?,
lo que no te voy a pedir nunca, nena, es que vuelvas.
Te lloré solo como cuatro días,
fueron los necesarios para ver que ya no te quería,
me juraste lealtad eterna, pero me mentiste, uff,
y de lo que me acusabas a mí lo hiciste tú.
Perdóname cada vez que te hice daño por instinto,
no es que fuera malo, es que estaba mal, que es distinto,
yo seguiré viviendo entre drogas, putas y joyas,
y tú… supongo que de gilipollas en gilipollas.
Tengo la cabeza a mil y el corazón bajo cero,
también tengo muchísima mierda encima, pero soy sincero,
yo siempre voy a ser un barriero, un chico del guero,
me cuesta menos pegar un palo que decir te quiero.
Éramos mejor que viejos amores, lo juro por mis huevos,
tú lo sabes, pero no estaremos otra vez, no caigo de nuevo.
No puedes negarlo, cariño, éramos alta gama,
y no te voy a olvidar nunca. No me da la gana.
Me puse a currar para comprar la casa y estar bien juntos,
siento no haber tenido más tiempo por mis asuntos,
fue una temporada de sufrir y luchar por sueños,
ahora el cuarto se me queda grande y el corazón pequeño,
y en realidad no sé si estoy tan mal o estoy tan loco,
si soy tan hijo de puta o estoy tan roto,
yo no me fui con ninguna cuando éramos nosotros,
pero tú… sí tocaste los labios de otro.
Debe de ser tan triste saber que es demasiado tarde,
que estés con cientos para intentar olvidarme,
creías que el amor es una guerra, yo no me creo un boss,
en el amor no gana nadie, ahí perdimos los dos.
A veces pienso en volver a tenerte en la cama,
despertarte comiéndote a besos todas las mañanas,
salir por la noche juntos vestidos de gala,
pero no vuelvo con quien me falló. No me da la gana.

Deja un comentario