Otra vez en el norte

Vomito estas palabras desde el norte,
no es que esté en otra liga, estoy en otro deporte,
les jode que me amenacen y a mi no me importe,
pedí por favor que se aparte el que no aporte.
Me preguntan: ¿dónde estás? ¿no estás en tu ciudad?
casi… esta también está repleta de paro, drogas y precariedad,
a la mitad de la barriada también le cortan la luz,
y aquí tampoco ayuda ese tipo que está clavado en una cruz,
hablo con algunos currelas y solo dicen: buff.
Paso firme, caminata fija,
si se me arrima un secreta le obligo a que finja,
Soy joven y en el norte o sur sigo portando mi bandera,
ropa sucia, zapatos rotos y sin un euro en la cartera.
Menos mal que peleo por mi familia, casa obrera, neno,
me da igual si soy o no soy bueno,
escribir esto se me da bien, pero no es mi terreno.
Lo siguiente va por Saúl, por Nerea,
por cualquier reprimido por sus ideas,
y si como a Adrián también te condenan,
a una vida de miserias dentro de la trena.
Mi corazón para Santiago, también para Diego,
que si el barco no va al agua… irá al fuego,
Mi mayor respeto a los presos políticos gallegos,
y por Arenas, Cela, Baños, Martín Ponce y el resto.
Finalmente terminaremos todos muertos en la puta cárcel.

Deja un comentario