Podría

¿Por qué esconder lo más profundo que tengo?
No soy un corderito ni tampoco un cuervo.
Solo muerdo, nunca ladro,
Trato de ser justo, hacer balance,
Está a tu alcance ver lo que fui,
Rencores a parte, confieso que sigo siendo tierno,
Me gusta la poesía, delante de una hoguera libero estrés,
Aunque este se trate de imponer…
Me puedo perder o ir al ritmo,
Muero por tus labios… pero vivo por el socialismo,
Tengo fe y no precisamente en la iglesia,
Curas pedófilos… me causan histeria.
Esto no es la guerra fría,
Fue el fin de la URRS… pero sigo en rebeldía,
Grito contra el sistema, mi voz te excita,
Sonríe, que la sonrisa proletaria es la más bonita,
Que bien te quedaba la palestina al cuello,
Un libro en la mano y metiendo miedo.
Apuesto por el día a día y la decencia,
Por todo aquel que no pone su culo en venta,
Cariño, se trata de renovarse o morir,
Combatir al sistema y no solo mirar por ti,
Si quieres abraza la cruz, sigue en ese club, pero no te quedes en la sombra,
Mis bolsillos vacíos no tienen la culpa, no te escondas,
45% de umbral de pobreza…
Y otro tanto que no tiene ni para pagar las letras,
Se propaga el caos, predomina el odio,
Nuestros muertos gritan: vosotros tenéis el dominio,
Para poder salvarte de la quema,
Conciencia a otros, hay millones que no se enteran,
Tenemos que abrir la brecha, quitar las túnicas,
¡Que viva la república!,
Que se joda la iglesia.
Que va cogida de la mano de la ultra derecha,
Los héroes siguen cantando en las prisiones la internacional,
Lucharon por todos los que no tenían para pan,
Encontrar gentuza es fácil, los humildes… eso es lo difícil.
Vomito sobre sotanas como la del padre Apeles,
Por favor, que ETA ponga goma-2 en la casa de los Rockefeller…
Apago la tele, noticias que me intentan comer la cabeza,
Luego… anuncios de tías enseñando las tetas,
Moraleja, no mires los escaparates,
Haz uso de tu conciencia de clase,
De Guindos dice que no hay depresión en la economía,
Pero claro, su chalé en la Moraleja lo paga la ciudadanía…
Más muertes, cada vez exigen más posesiones,
Hay que acabar con las propiedades privadas, cojones.
Echaremos a duques de sus tierras, como en Marinaleda,
Con nosotros quien quiera, contra nosotros quien pueda.
¿Cómo pueden decir que la juventud es aventurera?
Les damos de comer y encima se cachondean.
¿También se aventuran los que van en patera?
Aún sabiendo que la muerte les espera…

Deja un comentario