Respóndeme

Está muy asustada, no deja de llorar, me pide que esté cerca y me abraza,
intento recordar el ayer, aquel anochecer, me dice: por favor, no hagas nada,
si supieras lo que tenemos que hacer para mantener el techo,
la coca que he vendido para que su corazón siguiera latiendo dentro del pecho…
dije que no movería droga, pero cuando falta… lo siento,
sucede que a estas alturas aun con un tsunami encima no atraco en cualquier puerto,
antes un hombre me estaba mirando,
¿qué es lo que quieres? vamos, dime algo,
pero no me estaba mirando, en sus ojos solo había miedo y asco.
¿Recuerdas cuando de pequeño me quedaba en el parque?
y no, no era para tomar el aire,
hoy se lo he dicho, era para que nadie tuviera que aguantarme.
entre las lágrimas sus ojos siguen proyectando un nuevo amanecer,
está segura conmigo, mato y muero por ella, beso el suelo que pisan sus pies,
el tornado me empuja, pero lucho para alejarme del precipicio,
¿Ves las marcas en su piel? cuando las vi me encabroné y perdí el juicio,
él murió, pero me dejó la rabia y la fatiga,
algunas noches salgo y me adentro tras las líneas enemigas.
En esta pelea me siento realmente solo,
pero no quiero abandonar, sé que eso no me lo perdono.
Me doy cuenta que no soy valiente, tampoco un cobarde,
pero como jode no ser lo que soñaba ser cuando fuera grande,
no estoy perdido, pero no he logrado encontrarme,
me enseñaste que lo primero es la familia y no solo de sangre.
Joder, estoy peleando como me enseñaste hacer en casa,
estoy aprendiendo a callar, aún tus hechos me amparan.
Estoy viendo como los lazos que unían a la familia se deshacen,
Veo como en algunas personas queda cada vez menos persona y mucho más cáncer,
estoy viendo tu temor… un niño de la familia está en la cárcel.
He perdido la cuenta de los años que lleva llorando nuestra familia,
siempre doy la cara cuando nos acosa la policía,
Nos quieren quitar las ganas de vivir, las fuerzas y el dinero,
tanto nos han querido quitar… que a mi me han quitado hasta el miedo.
les grito, les grito que no tenemos nada ya,
y por supuesto aunque carguen no les doy el placer de verme llorar,
Quiero ser tan fuerte como tú, también quiero ser libre,
me gustaría saber volar, dibujar, crear como Frank Miller,
no sé si aguantaré, quiero seguir resistiendo, no renunciar,
pero nadie está dispuesto a reunirse y una lucha organizar.
Quiero pelear, presentar resistencia, no claudicar,
sueño todos los días con ver como todo se equilibra.
Si tú estuvieras aquí, al menos,
seguro que en mi vida no habría sumado tantos fracasos,
no nos tratarían como ganado,
no seríamos mal vistos ni mal escuchados,
ahora tenemos que comer mierda si queremos comer algo.
Mi puta vida, me estoy volviendo loco,
te quiero, pero esas palabras me saben a poco,
ven joder, hazme no sentir tan solo,
hoy recuerdo que no volveré a tocar tus manos… no me secarás el rostro,
no tendré tu abrazo, de esos con los que me relajo.
Ayúdame a unir los pedazos de mi vida, aunque sea un poco,
ya, abuelo… Tranquilo, que yo controlo.
He caído durante unos segundos, pero me repongo pensando en tu valentía,
Ahora me toca ser como tú, un león cuidando a sus crías.
Respóndeme.
¿Qué hacer si nos atacan cuando estamos acorralados?
¿Qué hacer si nos dan libertad de expresión hasta que hablamos?
¿Por qué nos llaman violentos si luchamos organizados?
Por qué, si también lo hacen ellos desde el estado.
Yo quiero mejorar el vecindario, no quiero ser rico,
quiero que nos den mejoras sociales, no quiero dinero,
Aquí se mueren de hambre, en la plaza aplauden al torero,
y los bancos nos dan golpes más duros que un jornal de obrero.
Qué hacer, joder.

Deja un comentario