Solo él

Mi abuelo currando desde los 7 años,
en el puto pesquero o cuidando de un rebaño,
quizá cumplió un sueño, teniendo a ese nieto,
la putada es que le he salido extraño.
Abuelo, dicen que el capitalismo va a arrastrarme,
pero digo que vivo en el capitalismo y tendré que adaptarme,
al fin y al cabo estoy hecho de hueso y carne,
y sé que una puta falsa moral no va a alimentarme.
¿Sabías? decidí fugarme de la celda de la calma,
ya no soportaba ver a tantos apuñalándome,
llevaré esta puta mierda encima hasta que palme,
no me importa lo que digan, abuelo, solo tú podrás juzgarme.
Para no delinquir empecé a escribir renglones,
¿Recuerdas? me enseñaste que había dos tipos de ladrones,
los que con el agua al cuello le echaban dos cojones,
y a los que votan todos en las elecciones.
Subidas y bajones, abuelo, la puta droga,
demasiadas situaciones con las que me quise poner la soga,
tirado en la Molineta me encontró un colega,
y se acercó para quitarme el cuchillo, como un estratega.
Día tras día, la tranquilidad no llega,
ni de coña este mundo me verá con canas y arrugas,
asumes y entregas, te machacan y pagas,
un suspiro tras otro, mi luz se apaga.
Tu voz me habló desde lo más profundo,
y me dijiste Víctor, vete asumiendo,
que es demasiado tarde para cambiar esta mierda de mundo,
mejor agarra lo tuyo y sal corriendo.
Me preguntaste: ¿estás orgulloso de tus ideas políticas?
jamás repitas lo que leas en esos libros, eso solo lo hacen las personas patéticas,
intenta tener tus propios ideales, y ética,
aunque te vigilen con su mira telescópica.
Sí, abuelo, pero me siguen tomando por gentuza al ver mi estética,
me ven como un bicho raro porque no estoy con litros escuchando música electrónica,
ni con chonis, nni babeando por la química,
pero sigo fuerte, creo, sin dormir, escribiendo estas crónicas.
Pero ya no tengo ni mi propio apoyo, tengo la voz afónica,
discutiendo desde por la mañana conmigo mismo y con mi falta de lógica,
problemas con el banco, cagándome en la élite Masónica,
viviendo la cruda situación de mi economía antieconómica.
Pero bueno, ni con tantas dudas he caído en ser católico,
tampoco islámico, judío ni evangélico,
pero lo que sí soy es alcohólico, ellos me dicen otra cosa, me ponen histérico.
Abuelo, ¿Por qué coño importa tanto si hay agua en Marte?
si en esta mierda de tierra por hambre sigue habiendo muerte,
ya sé que yo no estoy hecho para este mundo,
o quizá es que este mundo no está hecho para aguantarme.
¿Cómo puedo vivir honradamente?
si por mucho que me empeño soy un esclavo de este sistema dominante,
y si me opongo me llevarán por delante,
también podría ser infeliz con la familia y seguir la corriente…
Quisiera ver al puto presidente,
pidiendo en el metro, viviendo bajo un puente,
quisiera ver a toda esa gente,
que me critica tanto haber vivido en mi ambiente.
24/7 viviendo torturas,
veo este mundo como un gran cubo de basura,
quisieron educarme… a buenas horas,
solo mi abuelo puede juzgarme, puto cura.
La pirámide está sobre esta esfera,
intento esconderme de su ojo por las calles oscuras,
esta Nueva Era no es para folloneras,
abuelo, cuando me muera vivirá mi locura.
Hasta entonces todos me señalan con el dedo,
como un puto fracasado, yo con mi Ron de 40 grados,
borracho, aún no me he encontrado,
sé que la suerte no está de mi lado.
De momento sigo caminando por esta ciudad del pecado,
le doy una vbolsa de comida al señor que pide en el supermercado,
y creo que soy el elegido… porque aún sigo aquí después de las que he liado.

Deja un comentario