Un día menos

La felicidad no es sobrevivir día a día,
con la espalda destrozada, la nevera casi vacía,
12 horas esclavizado para no tener luz muchas veces,
nos la cortan porque las facturas ya son demasiados billetes,
no puedo más, me están obligando a que reviente,
estoy cansado de ser un robot para este sistema inerte,
Ganas de vivir ¿para quién? o ¿para qué?,
malditos hipócritas, vendéis al pueblo porque millonarios queréis ser,
despidieron a mi mujer, fregaba escaleras,
le metían prisa y le pagaban un sueldo de mierda,
estaba en el hospital, no comía,
la atiborraban a pastillas, deprimida por no ver una salida,
repetía: ¿qué hemos hecho para merecer esto?
por no ser ricos nos hacen vivir casi peor que muertos,
yo veía la televisión en una habitación fría,
publicidad, familias felices: joder, nadie habla de la mía,
en el plató debaten sobre el hijo de Shakira,
no les importamos una mierda, nos engañan con mentiras,
la enfermera suspira, sabe que no mejora,
grito descontrolado, mi compañera murió hace media hora,
me digo a mi mismo que los ojos de mis niños no merecían ver,
este mundo tan despiadado, asesino y cruel.
Los médicos dicen que murió porque lanzaba la comida por la ventana,
Me muerdo la lengua, sé que por el estado fue asesinada,
una lástima que el telediario lo presentéis vosotros,
si lo hiciera yo hablaría de casos como el suyo y no defendería los votos,
de los que ganando millones dejan a familias sin hogar y ganan aún más lujos.
Capitalistas de mierda, diréis que no habéis matado a nadie,
pero vuestras políticas defienden a quienes lo hacen,
sois unos hipócritas, hijos de puta, la peor de las basuras,
justificáis las palizas, muertes y torturas…
deberíais de vivir un día lo que vivimos nosotros uno solo,
que ibais a saber lo que es llorar sangre por los putos ojos.
Hoy van a desahuciarme los perros del capital,
pero no voy a ceder, esta vez lo van a pagar,
no puedo sentirme culpable, no he hecho nada malo,
han sido ellos los que mi familia han destrozado,
también me dejasteis sin curro a mí,
mis hijos están en un centro, no puedo mantenerlos así.
No sabéis lo que hecho de menos a mi mujer,
la matasteis y la vengaré, no voy a retroceder,
¿encima me queréis dejar sin techo?
hoy vais a conocer todo el dolor que nos habéis hecho,
Vaya… ya llegáis, no pienso abrir la puerta,
Subid, os espero, vais a saber lo que un obrero herido calienta,
cuando empiezan a subir las escaleras que fregaba ella,
les lanzo un cubo con gasofa, fuego y su maldad se quema,
gritan pero no me dan pena… me da pena la ley,
yo también grito: torturadores, algún día lo pagaréis,
la recuerdo en el hospital, gasolina sigo echando,
explotan los artefactos que puse en bancos cercanos,
ojala hubiera podido acabar con más culpables,
lástima que este fuego purificador no pueda alcanzarles,
no me suicidaré, quiero que me lleven ante el juez,
para gritarle: no me arrepiento y a ti también te mataré

Deja un comentario