Vivir… Viviendo

Suelto lastres de contradicciones que me pesan,
Voy comiendo ternero y resulté ser yo la presa,
Si solo miran y ya no observan…
Tengo los ojos de color verde oliva, serán aceite en la prensa.
Nunca cesa la tormenta de mi mente,
Maté mi conformismo para no seguir la corriente,
Me pusieron nota, un suficiente,
Resulté ser autosuficiente buscando metas,
Resistiendo el desalojo como fraguas,
Jamás verás caer la misma gota de agua,
Empecé a caminar seguido por ocho guaguas,
Cuando quise darme cuenta… estaba en la cima del Aconcagua,
No tengo un jaguar ni lo quiero…
Anhelo plantar semillas en la tierra con mi abuelo,
Estoy rodeado de gente sencilla en este estercolero,
Y tenerlos cerca vale mucho más que todo vuestro dinero.

Con diez años me decía: aquí huele a fracaso,
Abre la ventana,
Deja que entre aire nuevo y se lleve esta fragancia,
No hables mal, solo serás otro preso de la ignorancia usando esas palabras,
No te pares, sigue buscando la punta del punto de referencia,
Carga la paciencia, porque el camino es largo,
¿qué me vas a contar con 10 años? Para hablar debes andarlo,
Tragos amargos y perdí el norte…
Empecé a rascar la costra hasta que vi la sangre,
¡Vamos! a fuego, no lo ves?
Me llamarás hijo de puta pero no me dejarás de querer,
Tendrás cuarenta años y seguirás fuerte,
Porque has crecido con el alma a la intemperie.
¿Estás cansado? Pues paso corto pero firme,
Mata a quien sea, nunca dejes que te impidan ser libre,
Llora cuando lo necesites, llora hasta que tu corazón vibre,
Si no crees en alguien mírale a los ojos, las miradas nunca fingen.
No quise y me obligó, camina por el barro, ya llegarás a la arena,
Suda, trabaja hasta que no puedas más y rompe las cadenas,
Nunca te dejes llevar por los prejuicios, solo te traerán problemas,
Comparte, no dejes que el egoísmo y el conformismo naveguen por tus venas,
Mírame, no tengo pájaros en la cabeza,
Tengo un nido de águilas que están hambrientas.
No es momento para descansar, estamos trabajando para juntar todas las piezas,
Trabaja duro y nunca confíes en la gente que se arrima al sol que más calienta.
¿Estás asustado? Sal fuera, aquí se aguanta la tormenta,
Los huracanes, tornados y puñaladas que nos vengan.
Será puto veneno todo lo que nos vendan,
Consigue que tus ojos ardan para quemar todas las vendas.
Nunca dejes de echar de menos, aunque duela,
No olvides tu niñez, los paseos con la abuela,
Sé una persona real, no otro que cuando puede te la pega.

Y 18 años después estoy pendiente al hilo, con la mirada descosida,
Hay quien solo quiere tocar para hurgar en la herida,
Nada se olvida, tengo recuerdos en cal viva,
Estoy intentando retrasar la opción de emprender la huida,
Sé que no sería rendirse, que no soy un cisne,
Soy real, natural, todo lo que envidian esas mises,
Estoy fuera de cánones, no me quiero cosificar,
Tengo la paz de quien se siente libre.
Crecí entre peros y para ser un caballero…
Todos esos dogmas que me impusieron me hicieron invisible.
En Niza vino un madero… cogí gasolina y mechero,
Abuelo, las semillas ya crecieron, soy nieto del invencible.
Orgullo obrero siempre en mi sangre,
No quiero ser ni segundo ni primero, quiero seguir siendo un nadie,
Compañera, te invito a un baile, únete al pogo,
Te llevaré a lo alto de la montaña para ver la luna y me verás aullar como lobo.

Deja un comentario